Restauración de la pintura mural del coro y soto coro del Templo de Nuestra Señora de los Dolores, Monterrey, Nuevo León.

Investigación

Restauración de la pintura mural del coro y soto coro del Templo de Nuestra Señora de los Dolores, Monterrey, Nuevo León.

Categoría profesional:

L) Restauración

CONCEPTO:

Restauración e investigación cultural.

Categoría curatorial:

Cultura

Propuesta de valor:

Investigación

Colaboradores:

Restaurika :

Descripción:

En el centro de la ciudad de Monterrey existe un inmueble con más de cuatro mil metros cuadrados de pintura mural. Se trata del Templo de Nuestra Señora de los Dolores, una edificación de inicios del siglo XX que fusiona sistemas constructivos tradicionales como los muros cuya fábrica se compone de sillares de caliche (una roca sedimentaria común en la región compuesta por gravas, arcillas, limo y carbonato de calcio) con un recubrimiento de cal y arena, así como de estructuras de acero para el armado de la cúpula y la losa de entre piso del soto coro. El inmueble, único en toda la región, alberga murales de distintas épocas. Las etapas pictóricas corresponden, la primera al origen del inmueble en donde encontramos motivos fitomorfos y monogramas marianos y la segunda a una re apropiación por los actuales custodios del bien cultural, la congregación de los Padres Redentoristas en donde la iconografía primaria es cambiada por los santos de la congregación, tanto en el luneto del muro testero como en los gajos de la cúpula, así como por los apóstoles a todo lo largo de la nave principal. El presente proyecto, muestra los más recientes trabajos de restauración e investigación realizados en una sección del inmueble: el coro y el soto coro, en donde se realizaron importantes hallazgos para la comprensión y conocimiento de los sistemas constructivos regionales, al descubrir más de 56 ollas de barro, (cuya proyección asciende a más de dos mil), que conforman, aligeran y probablemente colaboran con la acústica de la bóveda del coro. A la par de la restauración de los murales, se realizaron análisis en laboratorio para conocer los pigmentos utilizados y el origen de las pinturas del Templo de Dolores, en donde encontramos arsénico, plomo y mercurio, entre otros elementos aglutinados con aceite, lo que nos habla de pintura base óleo. La restauración de Dolores, busca sentar un precedente en la forma de investigar, restaurar y documentar las herencias culturales de Monterrey y del noreste mexicano